rosa luxemburgo

Por: R.A


El 15 de enero de 1919, Rosa Luxemburgo fue fusilada y masacrada por sus ex compañeros de lucha, durante una revolución espartaquista, por lo que Rosa sigue siendo símbolo de rebelión y revolución. Rosa fue asesinada en Berlin junto con Karl Liebknecht y otros revolucionarios comunistas que se habían distanciado del Partido  Socialdemócrata en el que militaban, porque se oponían a la masacre de la Primera Guerra Mundial.

Rosa Luxemburgo había nacido en Zamosz, Polonia, el 5 de marzo de 1871, en una familia de un buen nivel social y económico, de origen judío y fue excelente estudiante aunque desde su adolescencia comenzó a destacar por rebelarse y enfrentar a la autoridad. Por sus actividades contra el gobierno polaco, tuvo  que huir a Suiza en 1889. En la universidad de Zurich fue compañera de Anatoli Lunacharsky, futuro Comisionado de Instrucción en la república rusa bolchevique. Fue fundadora del Partido Social Demócrata en Polonia y comenzó a teorizar sobre democracia, socialismo y comunismo y a enfrentarse con Lenin por la situación polaca.

En 1898, al casarse con Gustav Lübeck, accede a la nacionalidad alemana, se traslada a Berlín y se hace miembro del Partido Social Demócrata alemán y se vincula más con el marxismo. Su lucha por estas corrientes de pensamiento y política, la llevó por más de veinte años a pasar por diferentes cárceles alemanas entre 1896 y 1918. Desde la prisión escribió cartas a sus amigos que se publicaron en un libro en ediciones Akal, pues son una muestra de su espíritu indomable y su deseo de analizar y criticar a la doctrina marxista que inspiró sus escritos y sus acciones.

También escribió “La revolución rusa”, donde expone su posición frente al bolchevismo desde sus puntos de vista socialista y demócrata. En su obra “Reforma y Revolución” expone originales ideas sobre la revolución social como: “Toda fuerza del movimiento obrero moderno, descansa sobre el conocimiento científico” o “De motor del desarrollo capitalista, el militarismo se ha vuelto una enfermedad capitalista”.

El análisis de los principios y bases de la democracia, socialismo y revolución se exponen en libros como: “Introducción a la economía política”, “Reforma o revolución”, “La crisis de la social democracia”, “Huelga de masas, partidos y sindicatos”. Su vida transcurrió desde la conflictiva Polonia de la infancia y pubertad, la decadencia del imperio Austro – húngaro, la premonitoria aunque fallida revolución rusa de 1905, los debates entre bolcheviques y mencheviques, la Primera Guerra Mundial (calificada por Rosa como imperialista) y la traición al ideal internacionalista por parte de la social democracia alemana; la efímera república de Weimar, la creación de la Liga Espartaquista y el Partido Comunista Alemán. Convivió y polemizó con personajes como Bebel, Kautsky, Leo Jogiches, Clara Zetkin, Liebnetch y Lenin.

Rosa Luxemburgo no creía en una revolución hecha por una élite y estaba convencida de que la revolución tenía que venir desde las masas. Criticó la represión en la Rusia soviética y afirmó, en una frase muy repetida: “la libertad es siempre la libertad del que piensa distinto”. Tras de ser capturada fue ejecutada brutalmente, junto al líder político Karl Liebknetch. Sus cadáveres fueron arrojados al Landwehrkanal, uno de los muchos canales de Berlín que desembocan en el río Spree. En ese sitio, hoy se levanta un monumento que honra su memoria tanto como la de un intento revolucionario fracasado.