En mi oaxaca linda

Por: Redacción


Cuidar del medio ambiente; vivir a plenitud, con todo lo necesario, sin comprometer los recursos del futuro; saber que tan solo vamos de paso en este escenario y que más personas vendrán a disfrutar o a sufrir la tierra que dejamos, es una reflexión que implica valentía y sinceridad. 

En  estos calurosos meses, hablemos del vital líquido, ese que puede llegar a ser el motivo de una guerra; hoy hablemos del agua y consideremos algunas recomendaciones básicas que seguramente nos permitirán habitar de un modo amable esta tierra que compartimos.

1.- El baño diario es indispensable; sin embargo, mide el tiempo y la cantidad de agua que usas al hacerlo y evita dejarla correr innecesariamente.

2.- Revisa la cantidad de agua que usa el tanque de los escusados, busca alternativas para disminuirla y jala la palanca solamente cuando es indispensable.

3.- Usar el agua una vez, dos veces o las que se pueda, implica esfuerzo y creatividad, pero vale la pena, diseña tu plan doméstico para reciclarla.

4.-  Al lavar los platos en la cocina, utiliza bandejas y depósitos, nunca agua corriente.

5.- Y no olvides observar constantemente tuberías, llaves y depósitos que pueden estar dañados y presentar lamentables fugas.

Frases como “agua que nos haz de beber, déjala correr” hoy día solo aplican como una bella y divertida metáfora. Por nuestro presente y por nuestro futuro, cuidemos el agua en esta ciudad  linda que compartimos.